¿Qué es la política?

El término de política forma parte de nuestro lenguaje diario. A menudo usamos el termino para describir conductas en varios ámbitos, como por ejemplo, la política de los entrenadores de fútbol respecto de sus jugadores o de las políticas de las empresas con sus empleados. Sin embargo la política es una práctica colectiva y sus decisiones obligan a todos los de la comunidad, lo que no se da en los dos casos anteriormente señalados.

Esto es, que la política se diferencia de otros mecanismos reguladores porque sus decisiones son vinculantes y afectan a toda la comunidad. Teniendo en cuenta lo visto, podemos esbozar una definición de política, como un mecanismo regulador de tensiones sociales que distribuye posiciones políticas y recursos públicos.

Por lo tanto, lo que caracteriza a la política es el intento de resolver las tensiones sociales mediante decisiones vinculantes que obligará a todos los miembros de la comunidad. Estas decisiones vinculantes cuentan con un respaldo, siendo posible el uso de la fuerza o la amenaza de recurrir a ella lo que caracteriza a la política frente a otras formas de control social.


¿Qué es el totalitarismo?

El totalitarismo es un sistema político en el que el poder es ejercido por un partido único, impidiendo la intervención de otros y controlando todos los aspectos de la vida del Estado.

Las formas de ejercer el poder en un totalitarismo esta basado en la existencia de un partido único que tiene el monopolio de todo el poder y que se sustenta en un ideología que es la verdad oficial del Estado.

Entre las características que podemos encontrar en un totalitarismo, mencionaremos en primer lugar que controla las medios de comunicación con la finalidad de difundir la verdad oficial, esto es, su ideología.

Asimismo, controla los medios de producción, la mayoría de las actividades económicas están sometidas al Estado.

Del mismo modo, el Estado esta sometido al partido único que ejerce el poder, no existe separación de poderes ni instituciones autónomas, todo se encuentra controlado por el partido.

Finalmente, una de las características fundamentales que permite que se mantengan este tipo de gobiernos es que cuentan con un poder policíaco, que invade la esfera privada de las personas.


¿Qué es el autoritarismo?

El autoritarismo es un sistema político en el que el poder es ejercido de forma autoritaria, siendo resultado de condiciones favorables en un momento dado, en la sociedad para su emergencia, consolidación y mantenimiento.

Las formas de ejercer el poder en un autoritarismo estaba basado en la voluntad unilateral de la persona o grupo que ejerce el poder y en el apoyo de la fuerza militar.

Entre las características que podemos encontrar en un autoritarismo, en primer lugar, mencionaremos  que el gobierno absorbe el Estado, esto es, que se apropia y utiliza los aparatos estatales para mantenerse en el poder. Aparenta que formalmente hay un orden jurídico, siempre usa como fachada ser un sistema de gobierno democrático.

Asimismo, el autoritarismo es el ejercicio del poder sin restricciones, se apoderan de la fuerza coactiva del Estado para sus fines particulares, manteniendo el orden político a base del empleo arbitrario de la fuerza.

Finalmente, en un autoritarismo constantemente se violan los derechos humanos y existe un apoyo selectivo a cierto grupos de interés.




¿Qué es el derecho de reunión?

El derecho de reunión es la libertad de las personas para juntarse unas con otras. Es un derecho que se encuentra en todas las esferas sociales puesto que la vida social supone que los seres humanos compartan sus vidas. Es así que, por ejemplo, serán reuniones una misa, una misa, el dictado de una clase, una asamblea o una sesión de directorio de una empresa.



¿Qué es la inviolabilidad del domicilio?

La inviolabilidad del domicilio es el derecho del ocupante legítimo de utilizar exclusivamente el lugar donde vive o trabaja, de manera que solo él o quienes autorice, salvo mandato judicial, puedan ingresar a él.

Este derecho se relaciona con otros derechos, como la seguridad física, la intimidad y la libertad personal. Asimismo, este derecho supone tres restricciones para cualquiera: ingresar al domicilio de otro, efectuar investigaciones en él y registrar su interior.